Comprar un coche usado supone un ahorro de dinero en comparación con un vehículo nuevo. En España hay muchos profesionales que venden coches de segunda mano. Actúan como intermediarios entre el antiguo y el nuevo comprador y ofrecen una garantía sobre el estado del vehículo. Por otro lado, se llevan una comisión, por lo que el precio del coche de segunda mano es un poco mayor que comprarlo directamente al vendedor.

Antes de comprar un coche

En España, un coche tiene dos documentos:

  • El permiso de circulación: identifica al propietario y al coche.
  • La ficha técnica: contiene datos como los controles técnicos (incluidos los rechazos) o las posibles modificaciones realizadas en el coche.

Sin estos dos documentos originales no puedes registrar el coche. El vendedor puede enviarle copias por correo electrónico y entonces debes comprobar los siguientes datos:

  • que los números de chasis sean idénticos en ambos documentos…
  • que el coche está al día con su inspección técnica. Esto le ahorrará tiempo y dinero.
  • si parece que el coche ha fallado en el pasado hazte preguntas y pregúntale el porqué al vendedor , el cual tendrá que darte las explicaciones oportunas. Esto puede deberse únicamente a un tamaño de neumático no homologado por el fabricante. Pero puede ser peor.
  • teclea el número de serie en internet: algunos sitios como vindecoder.net te darán la marca, el modelo, el color y la lista de equipamiento. Debe coincidir.

¿Debo comprar un coche nuevo o usado?

Una vez más, se trata de un caso en el que no hay nada que hacer. España es el octavo productor mundial de vehículos de motor y el segundo de Europa, aunque el 80% de los coches se exportan. Comprar un coche nuevo en un concesionario de confianza es probablemente la opción menos arriesgada para un extranjero en España.

Una buena opción a tener en cuenta es el coche de “KM 0”. Se trata de coches que han sido matriculados por el concesionario pero que sólo se han utilizado para hacer pruebas. Son prácticamente nuevos pero técnicamente seminuevos y mucho más baratos que un coche oficialmente nuevo.

El mercado de coches de segunda mano en España es ligeramente diferente al de otros países de la Unión Europea. Los precios suelen ser más altos porque la gente tiende a comprar coches nuevos y conservarlos durante mucho tiempo, por lo que hay menos disponibles. A título orientativo, un coche de cinco años le costará probablemente la mitad de su precio original de exposición.

¿Debo comprar a un concesionario o a un vendedor particular?

Si decides comprar un coche de segunda mano, puede que te ahorres 1.000 euros o más comprando a un vendedor particular, pero no tendrás una garantía adecuada y tendrás menos posibilidades si algo va mal. Los vendedores particulares están obligados a ofrecerte una garantía de seis meses que cubra cualquier fallo hubiera existido antes del momento de la venta. Pero, a la hora de la verdad, esto es difícil de demostrar. Es altamente recomendable recurrir a una gestoría para la transferencia de vehículos.

El proceso y el papeleo

Un concesionario de confianza también se encargará de la mayor parte de los trámites burocráticos por una pequeña cuota. A no ser que el dinero sea escaso o que la burocracia te entusiasme, merece la pena considerarlo.

Si compras de forma privada, el proceso es bastante complicado. Tendrás que redactar un contrato de compraventa entre tú y el vendedor. A continuación, tienes que acudir a la Jefatura de Tráfico para rellenar y firmar una solicitud de transmisión de vehículos.

Si estás decidido a comprar el coche de forma privada, considera la posibilidad de pedir ayuda a un gestor. El gestor no es un abogado ni ningún tipo de profesional cualificado. Lo más útil es que el gestor está íntimamente familiarizado con la cumplimentación de formularios y los obstáculos burocráticos que hay que saltar en cualquier lugar donde esté involucrada la administración española. Los gestores conocen los entresijos de cada departamento y de cada papeleo.

Tienen corredores que hacen el trabajo de campo y saben cómo evitar las colas y los atajos. Un buen gestor , como rapidtraffic.es vale cada céntimo, sobretodo, si eres extranjero en España.

¿Qué documentación debo pedir?

Tanto si compras de forma privada como a través de un concesionario, debes asegurarte de que la documentación está en orden. Esto incluye:

  • El permiso de circulación del coche
  • El formulario de transferencia de propiedad
  • El documento de la ITV (inspección técnica de vehículos): Un coche de menos de cuatro años no necesita uno. Entre los cuatro y los diez años, la inspección debe hacerse cada dos años. Después de 10 años, la prueba debe hacerse anualmente. En el caso de los coches de alquiler, la ITV se exige a los dos años, no a los cuatro.
  • Prueba de que el impuesto sobre vehículos ha sido pagado en su totalidad para el año en curso

¿Qué documentación tengo que aportar?

Irónicamente, lo único que no necesita para comprar un coche es el permiso de conducir. Sin embargo, tendrá que aportar:

  • Su NIE (número de identidad de extranjero)
  • Una prueba de permanencia en forma de la escritura de su casa o un contrato de alquiler por un mínimo de un año
  • Un certificado de empadronamiento que no tenga más de tres meses de antigüedad

Si vas a financiar el coche a través del concesionario, tendrás que acreditar tus ingresos.

Costes, impuestos y seguros

Si compras en un concesionario, tendrás que pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales. Si compras a un particular, tendrás que pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales, que no se calcula sobre el precio que pagas, sino sobre el valor oficial del coche.

El impuesto de circulación español, impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (IVTM), se paga anualmente. El coste depende del vehículo, del tipo de combustible y del municipio en el que esté matriculado. Se puede pagar hasta 175 euros o más. Mas información en la DGT.

ITV (inspección técnica de vehículos): Para un coche, oscila entre unos 33 y 48 euros, dependiendo del tamaño del motor y de si el coche es de gasolina o diésel.

Seguro: es ilegal conducir un coche sin seguro en España. Como mínimo, necesitarás una cobertura a terceros y mucha gente considera que el coste del seguro a todo riesgo supera las ventajas. Utiliza un sitio de comparación de precios como acierto.com y luego llama por teléfono para ver si puedes conseguir una mejor oferta.

Incluso cuando hayas pagado todo esto, aún no has terminado. Hay que pagar un pequeño peaje para utilizar muchas de las autopistas de España.

Limpieza y Servicio Domestico por Horas