¿Es mejor comprar o arrendar un auto nuevo?

Hasta hace relativamente poco, la mayoría de los principales fabricantes de automóviles no fomentaban realmente el arrendamiento de vehículos a clientes privados, era una parte del negocio que estaba más reservado para las empresas y las flotas.

Eso ha cambiado significativamente, y hoy en día todas las principales compañías automotrices promueven activamente la idea de arrendar un vehículo, lo que lo convierte en una opción viable para particulares en lugar de comprar un automóvil directamente.

Arrendar un automóvil realmente debe considerarse como un alquiler a largo plazo. A muchas personas les gusta la idea de alquilar su automóvil, simplemente porque les permite tener uno de una manera que de otra manera no podrían pagar.

La desventaja obvia de arrendar un automóvil es que no tiene la propiedad del mismo, no posee el título del vehículo. En un nivel práctico, esto significa que realmente no puede hacer muchas modificaciones o cambios en el vehículo, y debe devolverlo al final del período de arrendamiento.

La decisión de comprar o arrendar un vehículo se deriva especialmente de la distinción anterior. Para muchos, la idea de arrendamiento tiene una serie de beneficios que superan la cuestión de la propiedad del vehículo o la propiedad del título.

El arrendamiento de un automóvil es un contrato fijo a largo plazo, normalmente de hasta 72 meses. Existe un costo fijo de reembolso mensual, que se basa en gran medida en la depreciación del valor del vehículo durante el plazo del arrendamiento.

Habrá otras condiciones, como un límite de millaje fijo durante el plazo del arrendamiento, y posiblemente también de forma anual.

La bicicleta como principal medio de transporte en Costa Rica!
Ver

Normalmente hay una opción para comprar millaje adicional, y los costos de esto deben especificarse en los términos y contratos del contrato de arrendamiento.

Además de tener acceso a un vehículo que la persona de otra manera no podría poseer, también son beneficios financieros normalmente significativos que se obtienen al arrendar un automóvil. Muchos fabricantes ofrecen acuerdos financieros muy específicos sobre arrendamientos de automóviles, a menudo con un interés del 0%, suponiendo que su calificación crediticia sea lo suficientemente buena como para calificar para ella.

Con cualquier contrato de arrendamiento, todos los costos deben explicarse y aclararse al comienzo del período de arrendamiento. Esto incluye lo que normalmente se conoce como el contrato de arrendamiento final. Estos son los costos asociados con el desgaste del vehículo.

La intención del fabricante es poner el vehículo en una condición apropiada dada su edad y millaje. Si el automóvil tiene un desgaste excesivo por encima de lo que se considera apropiado, entonces se impondrán cargos contra el arrendatario para cubrir la diferencia.

Estos cargos pueden ser significativos, pero el contrato de arrendamiento debe detallar exactamente cómo se calculan y sobre qué base se harán los cargos.

Ya sea que compre o alquile un vehículo, se realizarán las mismas verificaciones de crédito contra un individuo y se realizará una evaluación basada en su puntaje de crédito. Esto determinará si la compañía de crédito o las finanzas del concesionario prestarán dinero al individuo y sobre qué base.

Esto afectará la decisión en sí, la duración o el período del contrato de préstamo, la tasa de interés cobrada por la duración del préstamo y el monto del pago inicial.

BMW: La tecnología autónoma sigue superando las regulaciones
Ver

La opción de comprar o arrendar no es realmente financiera, aunque el arrendamiento suele ser una opción mucho más barata. La decisión real se reduce a una más emocional, donde el individuo aumenta los pros y los contras de la propiedad y los costos relacionados, en lugar de una forma de préstamo, que después de unos años significa que tiene que devolverlo.