Los 7 mejores consejos para conducir con palanca de cambios

La palanca de cambios puede parecer desalentadora para la gente que nunca ha desarrollado la habilidad para ello. Con práctica y algunos consejos, cualquier conductor puede aprender a conducir con palanca de cambios. Saber conducir con palanca de cambios es una gran habilidad que hay que tener. Es posible que se enfrente a un vehículo con palanca de cambios que debe manejar. Además, muchos conductores prefieren comprar y conducir vehículos con palanca de cambios ya que se sienten más en control mientras conducen. Si usted es un novato en el manejo de la palanca de cambios, los siguientes consejos pueden ayudarlo a convertirse en un conductor seguro de la palanca de cambios.

1 – Ambos pies hacia adelante

Muchas personas son naturalmente inseguras de usar ambos pies para operar su vehículo. De alguna manera, todo esto encaja una vez que te familiarizas con los controles del coche. Cada marca de vehículo es diferente, y los modelos de palanca de cambios pueden variar considerablemente. Por lo tanto, tienes que conocer tus marchas y dónde se encuentran todos tus controles. Conocer los detalles de tu panel de control te dará más confianza a medida que aprendas a manejar el vehículo.

2 – Pídale a un veterano de la palanca de cambios que lo entrene

Aunque puedes aprender a conducir con palo tú mismo o viendo los tutoriales de vídeo, es una gran ayuda aprender realmente de otro conductor que esté a tu lado. Saber cuándo cambiar de marcha implica un matiz que el lenguaje no siempre puede transmitir. Los conductores desarrollan una “sensación” de cuándo cambiar de marcha en función del sonido del motor, la velocidad, etc. Otro conductor a tu lado y te ayuda a decidir cuándo cambiar de marcha. Con el tiempo, por supuesto, sabrás cambiar de marcha sin pensarlo dos veces, pero ayuda tener a alguien al principio que sepa cómo conducir un vehículo con palanca de cambios.

¿Qué le deparará el futuro a los automóviles?
Ver

3 – Práctica

Los conductores deben pasar un tiempo considerable conduciendo su palanca de cambios en estacionamientos o áreas sin tráfico para que se acostumbren a manejar su vehículo. Cuando se aprende a conducir con el bastón, es bastante fácil que el coche se pare si el cambio se realiza de forma incorrecta o si el conductor quita el pie del embrague en el momento equivocado. Para muchos novatos en el manejo con palanca de cambios, el estancamiento sólo va con el territorio. Aún así, no quieres estar en un lugar de mucho tráfico y experimentar una parada. Asegúrate de practicar hasta que tengas todo lo básico cubierto.

4 – Cuidado con las colinas

Conducir por las cuestas puede ser un desafío para los nuevos conductores de cambio de marchas. Es importante recordar que se puede y se va a retroceder si no se le da al coche la gasolina extra que necesita después de acelerar desde una parada completa. Las subidas también implican práctica. Intenta ir a un área con colinas para que puedas practicar. Necesitas desarrollar una sensación de tu vehículo y cómo responde particularmente a las inclinaciones. Una vez más, si bien puede parecer difícil al principio, los conductores finalmente manejan las colinas automáticamente mientras conducen una palanca de cambios. Sólo se necesita algo de práctica.

5 – No te asustes

Si te quedas parado o sientes que el coche se echa para atrás, puedes sentir la tentación de entrar en pánico. Lo mejor que puedes hacer es mantener la calma. Esto le permitirá realizar el arreglo correcto para la situación. Si se queda parado, simplemente vuelva a arrancar el vehículo y trate de recordar lo que aprendió sobre el cambio de marchas más bajas. Si comienza a rodar cuesta abajo, use el freno. Puede que incluso quiera usar el freno de emergencia mientras intenta orientarse y controlar la situación. Aplique lo que aprendió con calma y lo más probable es que pueda manejar el vehículo, ¡siempre que practique antes de salir a la calle!

Esta es tu moto - una guía de seguridad para ti y para tu motocicleta - El Adelantamiento
Ver

6 – Mantenga sus manos libres

La palanca de cambios requiere que los conductores tengan las dos manos libres. No se puede manejar un vehículo con palanca de cambios de manera efectiva (o segura) y comer un sándwich o sostener un teléfono celular. Necesitas poder cambiar de marcha en cualquier momento y mantener el control del vehículo. Cuando estás empezando a conducir un vehículo con palanca de cambios, es una buena idea beber el café en casa y dejar el portavasos libre. Necesitas concentrarte en conducir, y sólo en conducir.

7 – Contrate a un instructor profesional

Si no conoces a nadie que pueda manejar una palanca de cambios, podrías considerar trabajar con un instructor. No requerirá un entrenamiento extenso para aprender. Si ya sabes conducir y tienes tu licencia de conducir, puedes aprender efectivamente a conducir con palanca de cambios en una semana. Es posible que sólo necesite una o dos sesiones de entrenamiento y luego mucha práctica. Te sentirás mejor una vez que sepas que has recibido una excelente instrucción. También se sentirá mucho más seguro!

En los últimos años, las ventas de vehículos con palanca de cambios han aumentado. Mientras que la mayoría de la gente conduce automáticos, muchos conductores insisten en cambiar de marcha manualmente ya que esto mejora su experiencia de conducción. Muchos autos antiguos también están diseñados con palanca de cambios y los conductores que desean tener estos autos de colección simplemente tienen que aprender a manejarlos. Con un poco de instrucción y práctica, cualquiera puede dominar la conducción con palanca de cambios.