Recomendaciones para la compra de un tractor usado y el mantenimiento preventivo del mismo

El incremento del costo de la compra de nuevos tractores obliga a muchos agricultores a considerar la compra de tractores usados. Es preciso superar muchos peligros para garantizar que se adquiera un tractor que pueda prestar un servicio fiable , eficiente y duradero. Por eso, es imprescindible que sea el comprador del tractor el que tenga especial cuidado a la hora de escoger un equipo usado.

La responsabilidad de determinar la solidez de la compra recae en el comprador.

Antes de considerar la compra de un tractor usado, determine sus necesidades y presupuesto, y luego estudie los precios de los tractores usados (sitios web especializados, periódicos con especialidad agrícola y los comerciantes pueden darle una buena indicación). Es necesario saber el tipo y el tamaño del tractor que se necesita. Es importante establecer de antemano las piezas de repuesto y la infraestructura de servicios disponibles en su zona para obtener partes de recambio para el tractor en concreto que está considerando. Por lo general, con los modelos más antiguos, cuanto más popular sea el tractor, más fácil será obtener las piezas de repuesto.

Evalúe al vendedor

Compra a un comerciante de maquinaria agrícola de confianza o a un amigo. El comprador debe evaluar primero al vendedor. El comprador tiene dos opciones, a saber:

  • Comprar a un comerciante de maquinaria agrícola conocido, agrodesguaces o a un amigo de confianza, o
  • Confíe en su propio juicio y compre a otros agricultores, subastas u otras fuentes.

La primera opción es muy recomendable para el comprador inexperto. Un comerciante que se enorgullezca de su reputación ofrecerá una garantía, así como un servicio de pre-venta y/o post-venta. De la misma manera, un amigo dará un relato fiable de los problemas y el historial del tractor.

Evaluar el tractor

Es importante determinar la edad, el modelo y las horas de uso del tractor. Determinar si las horas de uso declaradas del tractor y el tipo de trabajo que ha estado haciendo se relacionan con el desgaste visible. ¿Es el tractor suficientemente fiable y asequible, teniendo en cuenta los costos previstos de reparación y mantenimiento?

Las siguientes directrices pueden utilizarse para determinar la fiabilidad del tractor:

Impresión visual general:

La apariencia general de un tractor puede dar una buena indicación de lo bien que se ha cuidado el tractor. Tenga cuidado:

  • Cabina en mal estado general , (por ejemplo, con huecos o muy descuidada, podría requerir de recambios de cabina para tractor);
  • Mantenimiento y reparaciones mal hechas (por ejemplo, trapos, trozos de alambre que indican una mala actitud ante el mantenimiento); y
  • Signos de almacenamiento en el exterior (por ejemplo, componentes de goma o plástico perecidos, pintura descolorida).

Lubricantes:

Aprovecha tu sentido del tacto. Los lubricantes, en particular, recogen la suciedad y las virutas metálicas y las retienen, facilitando la detección de negligencia extrema. A veces es difícil determinar si los componentes han sido lubricados adecuadamente.

Estacionamiento autónomo sin conductor de seguridad es aprobado en Alemania
Ver

Sellos y cojinetes:

Una forma sencilla de ver si los cojinetes de las ruedas están mal asentados o desgastados, es golpeando el neumático con la rodilla. Incluso el más mínimo golpe indica un posible problema.

Refrigerante:

Mientras el motor está frío, inspeccione el área de llenado del radiador de un tractor refrigerado por agua. Los depósitos blancos cremosos en el tapón indican que los gases de escape o el aceite pueden estar filtrándose en el sistema de refrigeración (una posible causa puede ser una junta de la cabeza o una fuga de la camisa de agua en el bloque).

Aceite:

Un motor sano no tendrá agua en su aceite. Tanto en los motores diesel como en los de gasolina, las gotas blancas cremosas o las acumulaciones cerca de la parte superior de la varilla indican una emulsión de agua y aceite. El agua podría provenir de un sistema de refrigeración con fugas, de un almacenamiento exterior o del vapor de la combustión del combustible que se acumula en el cárter de aceite.

Frenos y embragues:

Presiona los frenos izquierdo y derecho de forma independiente. Si el movimiento no es similar, los frenos pueden necesitar algo de atención.

Motor y batería:

Pruebe si el motor arranca fácilmente para determinar la potencia de la batería. Deje el motor al ralentí y escuche cualquier ruido de azotes o estruendo. Asegúrese de que la pintura de la junta principal sea la original. Si las marcas de aceite y suciedad sobre la junta principal varían, puede significar que la empaquetadura de la cabeza del cilindro ha sido reemplazada recientemente.

Sistemas hidráulicos:

Las juntas hidráulicas limpias y cubiertas son una buena señal. Las juntas abiertas y sucias son a menudo una señal de que la suciedad o el agua ha entrado en el sistema. Los pasadores oxidados indican que las juntas han sido expuestas a las condiciones climáticas.

Las Mejores DASH CAMS de menos de $50 | 2020
Ver

Filtros de aire:

En los sistemas de filtración de aire seco, retire el elemento filtrante del recipiente. Busque un punto polvoriento a lo largo de la junta flexible donde el elemento se ha doblado o se ha asentado incorrectamente en el bote. Esto indica que el polvo ha encontrado un camino para desviar el filtro y entrar en el motor y causar un desgaste innecesario.

Dirección asistida:

Si el tractor tiene dirección asistida, con el motor en marcha, mueve el volante a izquierda y derecha. Las ruedas delanteras deben empezar a moverse suavemente con el chillido de la válvula de alivio. Un movimiento brusco de las ruedas delanteras podría indicar que las barras de los cilindros hidráulicos están dobladas, que las articulaciones de los nudillos están desgastadas o agarrotadas debido a la falta de lubricación, o que el nivel de fluido hidráulico es bajo.

Humo de escape:

Ponga en marcha el motor y examine el humo del escape. A una velocidad constante del motor, el humo negro puede significar un combustible inadecuado, un sistema de inyección de combustible defectuoso, una sincronización incorrecta del motor o, en el caso de los motores de gasolina, un carburador mal ajustado. El humo blanco a un régimen de motor constante podría deberse a una baja temperatura del motor porque el tractor no se calentó o tiene un termostato defectuoso, un reglaje incorrecto del motor o una fuga de refrigerante en la cámara de combustión.

La ARC dice que incluso los expertos se dejan engañar por los sistemas de escape. Generalmente, el humo negro continuo en los motores diesel es un problema relacionado con la bomba de inyección/inyector. Si el humo blanco persiste, deje que el radiador se enfríe y quite el tapón del radiador. Luego, mientras el motor vuelve a funcionar, compruebe si hay burbujas de gas que puedan indicar una fuga de refrigerante.

Es posible comprar un buen tractor usado. Sin embargo, la responsabilidad de asegurarse de que la máquina está en buen estado recae en el comprador. Esté atento a las charlas sobre ventas y no compre un tractor sin pensarlo dos veces. Puede costarle mucho más de lo que pensaba. Más bien busque en todas partes hasta que encuentre un tractor de calidad.